Estado del Perú: orígenes y proyecciones

EN PALABRAS DE HÉCTOR BÉJAR

Marco Fernández*

— Dice que su libro es un “Relato alternativo del origen republicano del Perú”. ¿Cuál es el relato oficial y cuál el alternativo?

— El relato común es que fuimos una colonia española, y que surgieron líderes guerreros, como San Martín y Bolívar, que nos liberaron y tenían una mentalidad republicana, excepto San Martín, que tenía una idea monárquica.

La historia verdadera, primero, es que no había colonia, porque colono es el que se instala, para cultivar; aquí solo vinieron a sacar todo el oro posible, regresar y comprar un título en Europa e instalarse allá. Segundo problema: ¿fuimos colonia de España si quien gobernaba era Carlos V y este ni siquiera hablaba castellano? No. El país de nacimiento de Carlos V no existía ya, porque era un país previo al surgimiento de lo que después se llamó Países Bajos, Flandes, donde vivía una familia austriaca, que eran los Habsburgo, y las leyes de Carlos V son las que funda la denominada colonia. Que Felipe II fue español, claro, pero de la rama que se forma de los Austrias en España, que reprimieron a España; España ya no existía. España nunca llegó a existir.

La vieja España, primero, eran los castellanos que habían expulsados a los árabes y bereberes, pero que luego fueron reprimidos por Carlos V y su corte austriaca, porque eran las comunidades que hacen LA PRIMERA revolución de la independencia, pero que son reprimidas y aniquiladas.

— Y luego se instala en el Perú el virreinato.

— Y luego se instala el virreinato con los funcionarios de la corte de Valladolid. Para esa época, la supuesta España ya existía, pero solo políticamente; económicamente no. Económicamente gobernaba Flandes con los banqueros holandeses y alemanes; ellos les prestaban plata a los reyes franceses y los reyes supuestamente españoles. Y poco después surge Inglaterra con su capacidad comercial. España se te borra, se te escapa, si tú quieres hacer un análisis real.

— Nunca fuimos colonia de España… el virreinato fue…

— Un virreinato español, pero de esa España, cuyos reyes eran locos, casi inexistentes, dependían de los banqueros… Y luego viene Bolívar y San Martín.

Y la historia oficial te narra la historia de un San Martín correcto, blanco, respetuoso de la gente, conservador, y un Bolívar medio mulato, dictador, que quería quedarse con todo, al cual odiamos.

— ¿Y la realidad?

— San Martín era un hombre moreno, probablemente hijo de una india correntina, guaraní, formado en el Ejército desde los 14 años; era un hijo natural. San Martín no era un aristócrata buena gente como tratan de demostrarlo, y tenía ideas radicales, porque gobierna con don Bernardo de Monteagudo, y es el primero que confisca los bienes de la iglesia y que hace milicias con los esclavos negros: los Húsares de Junín, que son negros a quienes les enseñan a montar a caballo y a guerrear, y son los que ganan la batalla de Junín y la de Ayacucho. Y hace las guerrillas indígenas y aterroriza a la población limeña; tanto que después lo matan a Monteagudo. Además, te ocultan que la presencia de San Martín aquí obedecía a todo un plan revolucionario que los historiadores argentinos han descubierto recientemente en los Archivos de Indias, que era el plan de Mariano Moreno.

— ¿De qué se trata ese plan?

— En Buenos Aires, en 1810, se forma la Junta de Buenos Aires. Los líderes de esa junta son Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Bernardo de Monteagudo. De Monteagudo era un inmigrante radical, jacobino, que había llegado de Chuquisaca, la actual Bolivia. Moreno propugnaba la expropiación de las tierras, su redistribución, la liberación de los esclavos. Y Belgrano postulaba la reinstauración del Tawantinsuyo con un inca como gobernante. El primer plan inca es el plan de Manuel Belgrano, discutido y aprobado en el Primer Congreso de Tucumán, en 1817, o por ahí. Pero a Mariano Moreno lo matan; Manuel Belgrano fracasa, le hacen la guerra; a San Martín y Bernardo de Monteagudo lo mandan para acá, y allá se quedan gobernando los propietarios, que se quedan con el fruto de la revolución de 1810 y que hacen una nueva renegociación con Inglaterra y entonces forman la Argentina actual, después de haber hecho una guerra genocida contra los indios, que se llamó la Guerra del Desierto en la Argentina, con la misma mitología europea: los indios como salvajes. Este plan revolucionario ha sido escondido y este plan incluía la unidad de toda América Latina; por eso es que la bandera Argentina tiene el sol al medio: es el sol de los incas. Y al Congreso de Tucumán es llevado el último de los Túpac Amaru, Juan Bautista Túpac Amaru, quien era un niño cuando matan a su padre, Túpac Amaru. Se escapa, lo meten preso al niño, lo llevan a Ceuta…

— Presenció la muerte de su padre.

— Claro… Está en Ceuta toda su vida, es liberado por las Cortes de Cádiz y regresa y está presente en el Congreso de Tucumán, y muere, y está enterrado en Buenos Aires.

— Argentina iba a restaurar el incanato.

— Claro, con el Plan Inca de Manuel Belgrano. En esa época, la República Argentina no existía, eran las Provincias de Buenos Aires, el ex virreinato de La Plata, que tenía una relación preferencial con lo que ahora es Bolivia, el Alto Perú. El sector más ilustrado de esas provincias era Chuquisaca.

— ¿Y Bolívar?

— Viene de Venezuela. Ellos sí fueron colonos. Por eso surge Bolívar. A Venezuela no van los conquistadores, porque Venezuela era una capitanía general, las fronteras del virreinato. A nadie le interesaba porque no había oro.

¿Quiénes llegan? Los vascos, los catalanes. Ellos sí son colonos, que llegan a instalarse y empiezan a cultivar café y cacao, y de ahí nace su fortuna; eran los denominados mantuanos, los ricos. De ahí viene Bolívar. Y eso explica por qué, por un lado, Buenos Aires, que era un puerto importante, por su relación con Inglaterra, y, por otro, Caracas, hayan sido los focos de la independencia: eran los nuevos centros económicos de la época.

— Hay un libro “Simón Bolívar, libertador de América y enemigo número 1 del

Perú”.

— Es la tesis de los colonialistas peruanos, que Bolívar era enemigo del Perú. Bolívar, de lo que era enemigo, era de Lima, porque eran esclavistas. Y, por supuesto, lo que la historia peruana oculta cautamente es que los dos primeros presidentes del Perú fueron traidores: el Marqués de Torre Tagle, que se arrepiente de todo, traiciona de la manera más increíble y muere con los españoles; y Riva Agüero, que es declarado traidor, y que se va, trata de negociar con la Santa Alianza para que lo reconozcan como falso presidente del Perú. Esos son los dos primeros presidentes del Perú. La República peruana tiene un defecto de fábrica: nació mal. Cuando algo nace mal, ya no sabes si vale la pena modificarlo, si esto es modificable, o si vale la pena pensar todo de nuevo. Y pensar un nuevo tipo de república a la manera actual.

 

NOTA DEL EDITOR

* Redactor. Entrevista publicada en <LaPr1mera> el 6 Enero 2013. Consulta el 7/1/13.

http://www.diariolaprimeraperu.com/online/especial/per-relato-alternativo_128320.html


A %d blogueros les gusta esto: