Inversión sustentable en el país: no basta invertir sino reinvertir

Un polo industrial en Huaral

Minera peruana ha invertido US$120 millones en una planta química para procesar manganeso, pero tiene la meta de erigir una refinería de cobre y zinc.

Un nuevo polo de desarrollo se dibuja en el norte chico. A 110 km de Lima, en el distrito de Huaral, Compañía de Minas Buenaventura ha sentado las bases para la gestación de un distrito industrial en torno a la producción de sulfato de manganeso en su planta química de Río Seco.

“Se trata de una iniciativa privada, sin intervención estatal, que genera las condiciones propicias para la población de la zona se desarrolle comercial y económicamente”, explica Carlos Gálvez, gerente de finanzas de la minera peruana.

Es así como se ha invertido más de US$100 millones en la construcción de una planta química de última tecnología para remover y procesar el manganeso que forma parte del concentrado de plata-plomo que produce su mina Uchuchaccua.

Además, ha invertido US$20 millones en una subestación eléctrica para llevar energía a la zona de Río Seco.

“Si algo le faltaba a Río Seco era energía eléctrica. Nadie se atrevía a hacer una inversión como la que hemos hecho nosotros y que está permitiendo que un descampado pueda convertirse en un polo de desarrollo industrial, dado el caso”, añade Gálvez.

Esta planta química produjo 3,404 toneladas de sulfato de manganeso monohidratado, micronutriente muy demandado por las industrias agrícolas y ganadera.

REFINERÍA A LA VISTA

Buenaventura  ha señalado que el futuro de Río Seco es crecer hasta convertirse en gran complejo metalúrgico capaz de procesar cobre arsenical y también zinc, en un futuro no muy lejano.

Esto le permitiría competir con la refinería de La Oroya (hoy en proceso de subasta), que es el único complejo metalúrgico en el país capaz de procesar el mineral con alto contenido de arsénico que se produce en la sierra central.

RÍO SECO ELEVA LA PRODUCCIÓN DE PLANTA

El objetivo inmediato de Buenaventura con la planta de Río Seco es convertir a Uchuchaccua en la mina de planta primaria más grande del mundo. Río Seco recibe el mineral de Uchuchaccua y separa el manganeso para convertirlo en un producto valioso. Así, añade valor al concentrado que produce la mina. Esta es hoy la sexta más grande de su tipo en el mundo.

NOTA DEL EDITOR

Artículo publicado en el Suplemento del Diario “El Comercio”, edición lunes 27 de julio del 2015; pág. 6.


A %d blogueros les gusta esto: